Talones de pago

Creemos, Gestionamos, Estudiamos

Como Pago Mis Deudas Si No Tengo Dinero?

Como Pago Mis Deudas Si No Tengo Dinero
5 tips para que puedas pagar tus deudas si no tienes dinero

  1. Ajusta tus gastos.
  2. Haz un plan con fechas y cantidades.
  3. Busca otros ingresos.
  4. Intenta negociar con la institución financiera.
  5. Considera un préstamo.

¿Qué hacer si no tengo dinero para pagar una deuda?

El 31 de agosto venció el programa de las instituciones financieras para diferir o aplazar los pagos de los créditos otorgados a sus clientes, incluidas las tarjetas. – Si es tu caso y te resulta muy complicado pagar, a cércate a tu institución financiera y pregunta cómo puede ayudarte.

Extender el plazo de pago de tu deuda, Consolidar tus deudas, Un plan de pagos fijos.

Es posible que lleguen a ofrecerte otras soluciones como:

Quita. Sin embargo, aunque puede parecer una buena alternativa, tu historial crediticio se verá afectado porque significa un quebranto para la institución financiera. Crédito de liquidez. Es posible que tengas una propiedad que puede servir de garantía para obtener un crédito; saldar tus deudas y quedarte con una sola.

Lo recomendable es que no solicites más préstamos de los que puedas pagar, más aún, si se trata de un crédito exprés, el cual puede ser un fraude. Si tu problema parte de la pérdida del empleo, puedes hacer efectivo el seguro de desempleo de tu crédito.

¿Cómo se llama la adicción a las deudas?

¿Sientes ansiedad cuándo gastas tu dinero? ¿No puedes disfrutar cuando estás gastando tus ahorros? Descubre qué es la crematomanía y cómo enfrentar este miedo irracional.15 AGO 2022 · Lectura: min. La mayoría de las personas han luchado en algún momento de sus vidas contra el estrés financiero.

¿Qué es mejor pagar la deuda más grande o pequeña?

« Me llegó un dinerito extra, ¿Qué es mejor? ¿Pagar un poco de una deuda grande o liquidar una deuda pequeña? » Hace poco me hicieron esta pregunta a través de Twitter, el cual es un dilema común para muchas personas. Debido a ello – y a la cercanía de los aguinaldos, con el cual muchas personas aprovechan para pagar deudas – comparto con ustedes una manera sencilla y objetiva de tomar una buena decisión, la cual requiere únicamente de 3 datos que seguramente tendrás a la mano.

  1. Agradezco a @mcvNora – a quien envío un fuerte abrazo – el permitirme utilizar su caso como ejemplo.
  2. Empecemos por los datos requeridos: 1.
  3. El CAT o Costo Anual Total Este dato aparece en los estados de cuenta de las tarjetas de crédito y en la mayoría de los contratos de los préstamos personales, representando cuánto te cuesta el financiamiento.

En caso de no encontrarlo, es tu derecho el solicitarlo a la institución o comercio que te otorgó el crédito o el préstamo. En términos generales, entre mayor sea el CAT más cara te sale tu deuda, por lo que sólo considerando este factor convendría pagar la deuda con el CAT más alto.2.

El Pago Mensual que realizas Es la cantidad que pagas mes con mes, ya sea un pago fijo, el pago mínimo de la tarjeta o la cantidad que tienes presupuestado pagar (es una buena práctica pagar más del mínimo). La importancia de este dato es que afecta a tu flujo de efectivo, es decir, al dinero con el que cuentas mes con mes para ahorrar, realizar tus compras y pagar tus deudas.

Por tanto, si sólo dependiera la decisión de este dato, lo ideal sería pagar aquella que tenga el pago mensual más alto para así reducirlo o eliminarlo, de tal manera que liberes el dinero comprometido a ese pago y puedas usarlo en otros objetivos (como por ejemplo, incrementa tu ahorro).3.

Porcentaje de la deuda que representa tu pago Es el porcentaje que sale de dividir tu pago entre el total del adeudo multiplicándolo por 100, es decir, si debes $100 y pagas $10, es el 10%, y si pagas $45 es el 45%. Este dato lo que te permite ver es qué tanto se reduciría tu deuda, siendo que una decisión basada únicamente en este factor sería pagar aquella que tenga el porcentaje más alto ya que representa la mayor reducción a tu deuda.

Nota: Quizá más de uno considere que me hace falta el total de la deuda, sin embargo, el importe total se encuentra implícito en el porcentaje del pago, por lo que el método no lo necesita. Adicionalmente permite mayor discreción cuando se trata de analizar las opciones con terceros.

  • Lo lógico sería pagar aquella deuda que tenga el CAT más alto, con los mayores pagos mensuales, y que al mismo tiempo represente el mayor porcentaje de reducción del adeudo.
  • Pero la realidad es que no es común ver un escenario así, siendo que a veces quien tiene el CAT más bajo es el que tiene los pagos mensuales más altos, o que el monto para el abono adicional representa el porcentaje más pequeño respecto a su saldo de esa deuda específica.
See also:  Que Pasa Si No Pago El Monotributo?

Por tanto, éste es el criterio que en lo personal recomiendo seguir: Da prioridad a pagar aquello que te da un mayor flujo de efectivo, utilizando el dinero que liberas para incrementar tu pago mensual a las otras deudas y así salir más rápido de ellas.

  1. Divide el CAT entre doce para así obtener el Costo Mensual Aproximado de la deuda.
  2. Resta al Porcentaje de Reducción el Costo Mensual, lo cual te dará un Porcentaje de Reducción Ajustado.
  3. Multiplica el Porcentaje Ajustado por tu Pago Mínimo para que obtengas la Reducción Aproximada.
  4. La Reducción Aproximada representa la mejora en pesos y centavos en tu Flujo de Efectivo, por lo que lo recomendable sería pagar aquella deuda donde la Reducción Aproximada sea más alta,
  5. En caso de que después de los cálculos dos deudas terminen con la misma Reducción Aproximada, da preferencia a aquella que tenga el CAT más alto.

Si las matemáticas no son tus amigas, no te preocupes. A través de esta liga puedes descargar una hoja de cálculo lista para ser utilizada (cómo usarla lo veremos un poco más adelante en este mismo artículo). Seguramente habrá quien opine que es mejor pagar aquella deuda que tena el CAT más alto por el costo financiero que conlleva.

  1. También habrá quien considere que el saldar las deudas más pequeñas da un efecto psicológico positivo que motiva a la persona.
  2. Y no faltará quien considere que pagando aquellas deudas que te llevará más tiempo pagar, te permite reducir el riesgo de tener compromisos de largo plazo (enfermedades, cambios laborales, caída de ventas, etc.).
See also:  Que Pasa Si No Pago La Tenencia?

Los puntos anteriores son valiosos a la hora de evaluar diferentes opciones de financiamiento, así como al momento de ajustar el presupuesto debido a un nuevo compromiso financiero. Pero a la hora de tener « un dinerito extra » en las manos – el cual usualmente no hay seguridad de volver a recibirlo, cuando menos en un período corto de tiempo -, el incremento en el flujo de efectivo junto con el incremento en la capacidad de pago que conlleva te permite tener un efecto multiplicador al incrementar el importe de tus pagos mensuales a tus compromisos financieros, con lo cual reduces tu costo de financiamiento al reducir el saldo de tu deuda más rápidamente, además de obtener un efecto positivo en tu estado de ánimo al ver que estás pagando más rápidamente tus adeudos. De esta manera vemos que

El aumento en liquidez de abonar el dinero a la deuda grande (A) es aproximadamente de $96.91,

mientras que por saldar la deuda chica (B) es de $250,

Por tanto, en el caso de Nora, la recomendación es saldar la deuda pequeña (B) con lo cual

Tendrá $250 adicionales para pagar más rápido la deuda grande (A),

tiene el beneficio psicológico de haber saldado ya una deuda, y

elimina el tener que estar pendiente del pago de la deuda saldada

Para concluir, una aclaración: Este proceso no busca calcular de forma precisa en cuanto se reducirá el pago mensual (para eso se requieren otros cálculos un poco más complejos) pero sí da de una manera sencilla una idea bastante certera del efecto que tendrá el pago en los diferentes adeudos que tengas.

  1. ¡Éxito! ¿Tienes otras estrategias que te han dado buen resultado? ¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.
  2. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo.

Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

¿Cómo hacer un plan de pago de deudas?

En las columnas anteriores me enfoqué en qué hacer cuando uno de plano no puede pagar sus deudas y no tiene más opción que dejar de pagar. Ese es el peor de los escenarios. Quiero ahora enfocarme en qué hacer para no tener que llegar a ese extremo. Cuando pedimos prestado estamos usando dinero de otros para nuestras necesidades.

Adquirimos el compromiso de devolver ese dinero en el futuro, así como los intereses que se generen. Por eso mismo, si vamos a hacer uso del crédito, debemos hacerlo de manera responsable y estratégica. El problema es que mucha gente lo utiliza para financiar sus necesidades de consumo. De esta manera termina gastando más de lo que gana.

See also:  Que Pasa Si No Pago La MembresíA De Mi Tarjeta De CréDito?

Lo malo es que es fácil acostumbrarse y caer en una espiral que les hunde poco a poco. Veamos un ejemplo sencillo. Hoy una persona ve un suéter que le encantó y que además está en descuento. No le alcanza pero tiene su tarjeta de crédito. Además lo puede pagar a «meses sin intereses».

Entonces lo compra. ¿Cómo lo va a pagar? Con parte del dinero que gane en el futuro. Eso significa que tendrá menos disponible para gastar en otras cosas. Si fuera sólo ese suéter en realidad no habría gran problema. Es una deuda, se puede pagar y listo. Pero lamentablemente así no funciona la mente humana.

Luego viene una necesidad: un gasto esperado, pero no planeado, como el regreso a clases. Hay que comprar uniformes, libros y útiles escolares. Uno no tiene el dinero y utiliza el saldo revolvente de su tarjeta. Eso genera intereses, a una tasa de interés bastante elevada.

Si uno paga el mínimo, una buena parte cubre apenas los intereses. La deuda disminuye muy poco. Esto representa otro compromiso, que uno tiene que pagar con dinero futuro. Entonces, nos queda aún menos dinero para nuestras demás necesidades. Obviamente se pierde la capacidad de ahorro, y uno empieza a trabajar para pagar a sus acreedores.

Si uno está en esta situación, es muy importante darse cuenta, reconocer el problema y ponerse como primer objetivo salir de deudas. No es fácil y no es rápido. Pero sí es necesario hacerlo. Hacer un plan para salir de deudas es muy sencillo, pero requiere cierta estrategia.

La idea básica es pagar lo más que uno pueda, para disminuir el saldo pendiente lo más rápido posible (y con ello los intereses que generan nuestras deudas). La estrategia ideal dependerá de nuestro caso particular. Una de las más populares es la «bola de nieve» de Dave Ramsey. Consiste simplemente en lo siguiente: Hacer una lista de todas nuestras deudas, ordenarla de menor a mayor.

Reducir nuestros gastos al mínimo y determinar qué cantidad podemos destinar al pago de nuestras deudas. Debe ser suficiente para pagar el mínimo en todas, más una cantidad adicional. Lo más que uno pueda. Pagamos el mínimo en todas para mantenernos al corriente.

Esa cantidad adicional, la destinamos a la deuda más pequeña. Esto nos permite pagarla de manera rápida, lo cual nos genera una «pequeña victoria» y una motivación para seguir adelante. Una vez liquidada, nos enfocamos en la siguiente de nuestra lista y así sucesivamente hasta que terminamos de pagarlas todas.

Esta es una buena estrategia aunque tiene sus pros y sus contras. Puede no ser la más óptima en términos financieros, pero muchos estudios concluyen que es la que mejor funciona. En la siguiente entrega discutiremos otras posibilidades. [email protected]